top of page
  • Foto del escritorÁngeles Barragán Galán

¿Eres un experto en gestión emocional con tus hijos?



Hay muchas veces que los niños, y los adolescentes, porque en otro grado, pero funcionan de la misma manera, dicen cosas a otros y no reparan en el daño que esto puede causar. Es normal. Aún no son capaces de distinguir claramente que su amigo, su compañero, es una persona diferenciada de él y todavía prima su egocentrismo. Entonces hay que ayudarlos a que comprendan cómo se siente su amigo con sus palabras y a que se den cuenta, de que sus acciones tienen consecuencias. Este es, yo creo, un tema muy interesante. Por supuesto que lo es en los niños. Pero más interesante resulta el tema con los adultos, especialmente con los padres. Lo digo porque hay momentos en que, por la razón que sea, y seguro que a ti te pasa, estamos cansados, con estrés, agobiados por temas de trabajo, impotentes por no saber resolver situaciones en casa, y actuamos de la misma manera que ellos, sin reparar en las consecuencias que tus actos y tus palabras tienen sobre tus hijos. ¿Sabías que cuando uno tiene malestar dentro y no sabe gestionarlo, necesita soltarlo rápido y lo proyecta en otro? Que tu jefe te ha hablado mal, llegas a casa cabreado y le sueltas cualquier improperio a tu hijo. Que has tenido una pelea por enésima vez con tu madre por teléfono, pues te lías a dar gritos sin ton ni son, porque tienen todo hecho un desastre. Que te sientes mal porque no alcanzas los objetivos que te habías propuesto en el trabajo, pues le dices a tu hija que te levanta dolor de cabeza cuando quiere contarte un problema que ha tenido con sus amigas. Ya está, te has quitado el problema de encima. Parece incluso que se te disipa el malestar y te olvidas de lo que te había perturbado. Probablemente, después, te sorprendas de las reacciones de tus hijos y no comprendas qué les pasa, por qué no te hablan, por qué están serios o por qué se han liado en una pelea entre ellos. Y como no lo comprendes, te enfadan y les increpas, y sin querer, vuelve a comenzar el mismo ciclo. Todo el mundo acaba dolido, incómodo, molesto, el ambiente se tensa, se hace difícil hablar y lo peor, te quedas con la sensación de no entender absolutamente nada. ¿Pero qué les pasa? Terminas pensando que son unos desagradecidos y que les das demasiadas cosas. Fin del asunto. Bueno fin, no, porque las cosas así resueltas, no se resuelven nunca y el malestar propicia un ambiente perfecto para que, a la más mínima, se prenda la mecha. La utilidad de comprender este mecanismo de proyección de las emociones que no sabemos gestionar es enorme. Porque como padre has de ser consciente de NO realizarlo con tus hijos, pero también has de saber que ellos, SÍ lo van a utilizar contigo. Y es lícito que lo hagan. ¿Entiendes el porqué de la necesidad de ser un experto en gestión emocional? Necesitas saber gestionar tanto tus emociones y como las de ellos. Si quieres convertirte en un experto en gestión emocional y saber cómo comunicarte emocionalmente con tus hijos, si quieres ser consciente de lo que dices, pero también quieres saber qué has de hacer con lo que te dicen ellos, concierta una entrevista conmigo y te cuento cómo trabajo para lograrlo. Es fácil. Tengo una amplia experiencia en ello y la fórmula para lograrlo. Pincha en este LINK y agenda una llamada para el día y la hora que más te convenga y hablamos. La llamada no te compromete a nada, pero no es para todo el mundo. Es sólo para aquellos que verdaderamente quieren ser expertos en gestión y comunicación emocional. Si agendas, rellena también este formulario.

Hasta pronto.

Ángeles Barragán Galán Psicóloga Clínica, Coach Familiar y Orientadora Escolar. Col M-8939

14 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page